martes, 17 de noviembre de 2015

Diez consejos para ahorrar en la lista de la compra

Translation to English

Hace unas semanas se me ocurrió comprobar cuánto gastamos al mes en el supermercado (gasto en comida, productos de limpieza e higiene) y cual fue mi sorpresa al ver que en algún mes los gastos casi alcanzan los 500€ ¡500€! menuda pasada, así que me he hecho una hoja de cálculo para comprobar el gasto y he empezado a recopilar consejos para mantener a raya la lista de la compra.

Esta es mi gráfica en lo que llevamos de año, mi propósito a partir de ahora es no superar los 300€ mensuales (durante las Navidades habrá un período de excepción, está claro...).

grafico gastos compra

Así que voy con algunos de los consejos que me voy a auto-aplicar a la hora de hacer la compra.

consejos ahorro compra


1. Hacer una sola compra semanal

Esto es una de las cosas que peor se llevaban con mi presupuesto, tenía tendencia a ir a un supermercado que tenía mejores precios pero muy poca variedad, poco producto fresco, etc. y eso me obligaba a tener que hacer viajes extra a otros supermercados para terminar de hacer la compra con el consiguiente peligro de 'picar' con extras. A partir de ahora voy a ir solo a dos supermercados de mi zona que aunque no tengan tantas ofertas si que me permiten hacer toda la compra de una sola vez.


2. Planificar el menú semanal a la vez que la lista de la compra

Los domingos por la tarde, toca planear el menú de la siguiente semana, así que cojo mi menú y mi lista de la compra, abro la nevera y voy planificando con lo que tengo (prioridad a lo que ya tengo, que si  no, se me pocha) y si necesito ingredientes para hacer algo lo apunto en la lista de la compra. 


3. Coger siempre la lista de la compra para ir a la tienda

Se cae de cajón, pero más de una vez me la he dejado en casa y dando un paseo por la tienda a ver si me llegaba la inspiración, lo que me han llegado han sido chucherías varias al carro.


4. Mirar siempre la fecha de caducidad de los productos

Ya me ha pasado varias veces darme cuenta al llegar a casa que una de mis nuevas compras caducaba en 2 o 3 días (y no estaba de oferta, humm!)


5. Mirar los precios por kilo 

Parece que psicológicamente estamos preparados para relacionar paquetón grande = ahorro, pues no, en muchos casos sale igual y lo único que ganamos son más probabilidades de que se nos estropee.


6. Cuidado con las ofertas


Plantearos mucho si realmente hay tanto ahorro comprando el producto que está de oferta que si compraseis el que realmente ibais a comprar (y más ahora, que últimamente las ofertas te implican comprar mayor número de productos). No obstante si hay un producto no perecedero que está justo en vuestra lista o lo soleis utilizar ¡aprovechad!


7. La comodidad se paga cara

Esta la he descubierto hoy, preparando las acelgas, hace un tiempo que las compraba limpias y troceadas, listas para poner en la olla, resulta que cuando fui a comprar la semana pasada no había de esas y tuve que comprar una mata grandiosa al precio de una bolsa, hoy me he puesto a prepararlas y cuál ha sido mi sorpresa al darme cuenta que la bolsa contiene menos de 2 o 3 hojas de acelga realmente, he troceado 3 hojas (si que eran grandotas) y me ha salido bastante más cantidad de comida de la habitual.


8. Si se puede comprar con la cesta mejor que con el carro

Es una cuestión de comodidad, sin más, si llevamos el carro somos más propensos a llenarlo más alegremente, yo solo lo cojo cuando se que la compra va a ser pesada.


9. Buscar productos de temporada

Esta es lógica, siempre son más baratos (y frescos) los productos de temporada que los que hay que importar.


10. Evitar envasados y precocinados

Si sois un poco mañosos en la cocina, es preferible pasar un rato del fin de semana cocinando para congelar que comprar esos productos que además de caros no son nada saludables.


En fin, pues esta es mi lista de consejos ¿teneis alguno más que compartir con la humanidad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario