miércoles, 13 de abril de 2016

Terapia manual pediátrica integrativa

En mi vida había oido tales palabras pero no creo que las olvide ya...

SuperNene tardó algo en empezar a hablar, no mucho, pero sí que todos los hitos le ha costado algo más alcanzarlos, cuando debería tener 50 palabras utilizaría unas 10, cuando debía hacer frases entonces alcanzaba más vocabulario, 'todos los niños no son iguales', dicen algunos, 'cada niño lleva su ritmo', dicen otros y es totalmente cierto no lo dudo, pero en su caso había un estancamiento y un comportamiento tal vez más infantil de lo que le corresponde por edad. A nivel psicomotor empezó a caminar muy pronto pero no era el más habilidoso del mundo y al ir creciendo, al empezar a correr lo hacía de una forma algo distinta a los demás, no separaba mucho los pies del suelo y de hecho hasta este año (con 4 años) no empezó a saltar.

Gracias a su maestra que nos habló sobre esta técnica y la importancia de los reflejos primarios en el desarrollo del niño, esto ya es casi cosa del pasado.

Fuimos a una fisioterapeuta formada por Iñaki Pastor en este tipo de terapia y con un par de sesiones y tres minutos de ejercicios diarios (por ahora, hoy hemos vuelto a ir y nos han incrementado 2 minutos más) en casa, el cambio ha sido tremendo. En cosa de un mes y medio ya corre como los demás, ahora no para de saltar ni de hablar, aún le falta, sobre todo a nivel de expresión, pero el cambio ha sido tremendo y bastante rápido. Incluso es más extrovertido.

Seguimos trabajando con él porque tiene su proceso pero de verdad que merece la pena. En la primera sesión le hicieron una serie de ejercicios básicos de equilibrio, mirar un objeto de una forma determinada y alguno físico y resultó que dos de los Reflejos Secundarios, esos que tienen los bebés y se deben ir con el tiempo cuando ya no los necesitan, todavía los tenía y eso le creaba un bloqueo que no le permitía terminar de evolucionar, en su caso seguían presentes los reflejos de Moro (es ese que en las revisiones pediátricas de bebé lo cogen de las manos y lo dejan caer a ver si abre los brazos) y el de Galant.

Pues eso, estoy contentísima y asombrada a partes iguales, me habían hablado muy bien de ellas pero no me imaginaba semejante cambio en tan poco tiempo...

Es más hablando con la maestra nos dijo que ella había llevado a sus hijos solo para que los revisasen que es un control más a nivel pediátrico y que en otros países europeos está entre las revisiones normales al bebé. Así que cuando terminemos con la terapia de SuperNene llevaré a MiniSuperNene para que le eche un vistazo.

Si quereis saber algo más aquí y aquí hay algo de información sobre el tema.

¿Habíais oido hablar de estas técnicas?

Os seguiré contando la evolución ;)