lunes, 9 de mayo de 2016

Cómo ser más productivo por las mañanas

Translation to English

Madre mía que noche hemos pasado todos en mi casa, miniSuperNene está hasta arriba de varicela y el pobre aunque tiene sueño se despierta por los picores, una pena, se dormía y a los pocos minutos empezaba a moverse hasta que se despertaba, así que esta noche hemos dormido unas 3 horas...

Esta mañana tenía dos opciones o iba arrastrándome en pijama por casa y probablemente llegando tarde a todos los sitios o ponía en práctica algunos consejos que he ido leyendo por muchos blogs sobre productividad para freelance y estilo de vida. Y oye, que hemos llevado la mañana con bastante dignidad.






1. Vístete y arréglate primero. 
No se vosotros, yo normalmente me acomodo en mi pijama y hasta 10 minutos antes de salir no suelo quitármelo, pero si vais con el tiempo justo mejor cambiarnos primero, recoger la ropa de dormir y llevar ya la ropa para el día te da una sensación de tenerlo todo ya medio preparado.

2. Ventila y haz la cama
La sensación de aire renovado y la cama hecha, hace que tachemos ya casi media lista de lo que hay que hacer por la mañana, esas cosas que dejamos para los últimos 10 minutos antes de salir de casa para hacerlos a toda prisa, mejor dejarlo ya hecho y vereis cómo cambia la perspectiva.

3. Desayuna y ve haciendo cosillas en la cocina.
Esto es lo que yo suelo hacer normalmente lo primero, pero hoy ha ido en tercer lugar. Mientras pongo a calentar la leche (a fuego lento que si no, la lío parda) vacío el lavavajillas e incluso pongo la olla a preparar el primer plato de la comida mientras voy desayunando. 

4. Sigue con tus cosas.
A partir de aquí nos hemos quitado lo que hay que hacer si o si y ya estamos preparados para continuar con nuestra rutina, ponernos a trabajar, leer, revisar emails o ir despertando a los peques si ya es la hora.

Hoy este cambio de plan me ha resultado bastante útil ya que miniSuperNene siguiendo la tónica de la noche también se ha despertado prontísimo con lo que eso supone a la hora de organizarte para hacer otras cosas cuando tienes un bebote malito que reclama estar en brazos todo el rato...


No hay comentarios:

Publicar un comentario