martes, 7 de junio de 2016

Aprendiendo a meditar

Translation to English

Siempre me han llamado la atención la importancia que se da en las culturas orientales a la meditación y la verdad es que lo tenía por algo complicado, solo para unos pocos, etc... eso unido a los maravillosos estudios de yoga, meditación, etc, empeñados en vender cualquier cosa que suene a exótica como una pseudociencia new-age solo para unos pocos que estén dispuestos a pagar por ello, me echaba un poco para atrás.

Aprender a meditar

No se exáctamente dónde, pero la semana pasada volví a leer algo sobre la meditación, creo que en algún blog sobre técnicas para centrarte y enfocarte, y me volvió a picar el gusanillo.

Es curioso, a veces las cosas más simples y sencillas nos pasan totalmente desapercibidas (tal vez también gracias a los que se empeñan en venderlo como algo imposible si no es de su mano).

Y bueno, aquí me teneis, primero, he descubierto, que más de una vez he estado meditando sin ser consciente de ello. A menudo cuando me voy a la cama antes de dormirme suelo intentar relajarme concentrándome en mi respiración y dejar de pensar en todo lo que tengo rondando en la cabeza por aquello de dormir bien y no estar dándole vueltas al coco (nos lo aconsejó la matrona en las clases de preparación al parto para relajarnos y me venía muy bien), pues eso, señoras y señores, ¡es meditar!

Dicen que la meditación es buena para aprender a controlar nuestros pensamientos y a mantenernos enfocados con mayor facilidad (entre otras muchas cosas, claro). Yo por ahora voy a probar durante un mes a meditar todos los días 15 minutos, dentro de un mes os cuento si algo ha cambiado o si sigo igual...

Los pasos a seguir son muy sencillos:

- Buscar un lugar tranquilo donde no nos molesten.

- Preparar un temporizador o alarma para no estar pensando en el tiempo que llevamos y lo que nos queda.

- Llevar ropa cómoda.

- Ponerse cómodo, no es necesario estar en la posición de loto, hay gente de medita tumbada o incluso de pie. En mi caso hoy he optado por una posición que leí, sobre un cojín gordote con las piernas cruzadas fuera del cojín para que el cuerpo se incline levemente hacia delante, así la columna está más relajada y las manos sobre las rodillas.

- Concentrarnos en respirar profundamente por la nariz exclusivamente, inhalando y exhalando.

- Cada vez que seamos conscientes de que un pensamiento entra en funcionamiento volvemos a centrarnos en la respiración.


Tantos y tantos años en mi lista de 'pendientes', y resulta que solo hay que respirar... ejem...

Y ya está, hemos hecho una meditación básica.


Hoy, he seguido un vídeo que he encontrado en youtube, os dejo con él:


 


¿Vosotros meditais? ¿Utilizais alguna otra técnica para manteneros concentrados?

No hay comentarios:

Publicar un comentario