miércoles, 28 de septiembre de 2016

Empezando con el método KonMari - Primer día: Mi armario

Translation to English

Bueno, pues como os comentaba el otro día, el pasado domingo me puse manos a la obra con el método de Marie Kondo y me lancé al lío de organizar mi ropa.

Lo primero es sacar todo-todo del armario (incluso lo que sabéis seguro que está y que, 'para qué lo voy a sacar si no lo pretendo tirar') y colocarlo sobre el suelo o la cama, así nos hacemos una idea del volumen de ropa que tenemos, y a partir de ahí seleccionar la ropa que nos quedaremos de acuerdo al principio de si esa ropa os hace felíz o no...

Vale, es un concepto un poco abstracto, por mucho que te guste tu ropa, asegurar que un vaquero te hace felíz es... raro, otra opción (quizá mas acertada) es preguntarte si, si esa ropa estuviese ahora mismo en la tienda ¿volverías a comprarla?

Yo os voy a contar lo que hice, durante la semana previa estuve curioseando por Pinterest en busca de looks que me gustaban, digamos que un poco hacia dónde podría ir mi estilo, me creé un tablero y fui guardando ideas.

El domingo por la mañana empecé la operación 'limpieza de ropa', la idea es sacar absolutamente toda la ropa del que está organizando, TO-DA, la de todos los armarios, cómodas, cualquier armario que tengais en casa, hasta lo que está guardado porque es de otra temporada.

Este es el aspecto que tenía la cama en ese momento:



Ya con el armario abierto como si fuese un lienzo en blanco, empecé a coger las prendas de una en una y comprobando si se ajustaban a mi estilo realmente.

Y ahí fui descartando ropa que no me decía nada y en muchos casos ropa que estaba ya algo dada, desgastada o con 'borrilla'.

La ropa que decidía conservar fui colocándola con cuidado en el armario, primero la colgada organizada por tamaño (a la izquierda lo más largo y a la derecha lo más corto), feng-shuis a parte, lo cierto es que así se ve más despejado todo, y me permite organizarme mejor también el bajo del armario (que es donde tengo guardadas las botas, los bolsos y el costurero).

Procuré (y he conseguido) colgar solo una prenda en cada percha, porque al sacar la ropa descubrí cosas que llevaba siglos sin ver XD.

Después guardé la ropa que va plegada, una pila con jerseys, otra con camisetas y otra con chaquetas más voluminosas.

He de decir que he guardado 4 cosas que no se puede decir que me hagan feliz ni que vayan con mi estilo pero son de fondo de armario y creo que, ya que lo tengo, lo he de conservar, a saber:

- una gabardina clásica en color nude
- un traje de pantalon y americana negro
- un vestido de coctail verde (que solo me he puesto en una boda y ya me fastidia con lo mono que es ¡¡¡que alguien me invite a un cocktail, por fa!!!)
- un 'petite robe noire' vamos un vestido negro corto.

Cinco bolsas de basura después, este es el resultado final de mi armario:


Ahora se ve más organizado, no hay foto del antes, pero para que os hagais una idea la ropa apilada tocaba el estante superior y aunque el número de perchas es el mismo antes como mínimo había 4 prendas en cada colgador...

¿Os animais a hacer una limpieza profunda de armario?

No hay comentarios:

Publicar un comentario