Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2017

¡¡¡Por fín vendimos el piso!!!

OMG, casi no me puedo creer que por fín hayamos conseguido vender el piso.

Esto de vivir en una zona con una cierta depresión económica es una pena, pero ¿sabéis que? Que ya está, finito, ya por fín, podemos pasar página.

El piso nos lo compra una pareja súper maja y espero que sean tan felices como nosotros hemos sido allí.

Y dicho esto... ¡¡¡Por fín puedo empezar a planificar mi nueva casa!!!

Uuuuoooohhhhh!!!! Ahora viene cuando me vengo arriba con mi faceta decoradora XD

Además, como el piso lo hemos vendido amueblado, salvo un dormitorio para los peques voy a tener un súper lienzo en blanco.

¡Oh, yeah!

Os voy a hacer un mini tour por la casa, es una vivienda adosada 'de libro', está dividida en cinco plantas, curiosamente siempre dije que no quería una casa en la que según entras por la puerta tengas las escaleras para subir a lo que es la parte habitable...  y bueno, ya imaginais lo que pasó ¿verdad?

Sí, tenemos un bonito sótano con su bodega:


y en la planta calle el gara…

Día 1 del resto de mi vida... (o al menos del año)

Bueno, bueno, esto se supone que lo debería haber publicado el día después de volver de vacaciones (el día 11 de Septiembre para ser más exáctos).

Resulta que yo soy de las que se dejan los propósitos de año nuevo para Septiembre...

Sí este año, ha pasado a Octubre, la vuelta al cole ha sido movidita y no me da la vida...

Como iba yo diciendo, siempre he sido una chica de las que les va el estrés de la deadline, ver que se te acaba el año y sigues igual es un  aliciente para empezar a buscar cambios.

Resulta que no hay nada como irse de vacas para ver la paja en el ojo ajeno y de paso el vigón en el propio (lo que viene a ser una revelación, vaya)

Estas vacaciones he estado pensando mucho en el tema de la salud, afortunadamente no es porque tenga ningún problema, simplemente por algo tan superficial como el aspecto físico, pero vaya, que nuestro aspecto físico no deja de ser un reflejo igualmente de nuestra salud ¿verdad?

Cuando Daniel nació, me sobraban unos kilillos (5 más concretam…